Belforte del Chienti

Belforte del Chienti está situado en el centro del valle del río Chienti, en la provincia de Macerata, en la Region Marche, en el medio este de Italia.
Su casco antiguo está situado sobre un cerro (347 m sobre el nivel medio del mar) y conserva el amplio círculo de murallas del siglo XIV con el arco de la Porta S. Lucía, del siglo XVIII.
Su esquema urbanistico, tipico de un pueblo medieval, esta todavia muy bien conservado, con sus calles empinadas y estrechas, plazas, espacios abiertos y vistas que se abren hacia el vasto paisaje.
El pueblo (población de casi 1900 habitantes) se desarrolla, tambien mas abajo, a lo largo del rio Chienti, en las dos aldeas, Santa Maria y San Giovanni, siglo XIII – XIV y en las otras fracciones. Todo el conjunto tiene su belleza escénica, rica por su naturaleza, su história y su arte.
Aunque hay informes de un “Castrum”, mas o menos situado en el mismo sitio del actual Belforte del Chienti, siglos X – XII, el Castillo de Belforte (que ha asumido la denominacion oficial de Belforte del Chienti después de la unificación de Italia, 1861) se encuentra en la documentación que proviene sólo de 1207, cuando, en su nombre, el cónsul Riccomanno Vicomandi (familia de origen alemán, probablemente en el servicio del Imperio) se somete a Camerino, el 10 de octubre de ese año, de acuerdo con una nota conservada en el Libro Rojo de la ciudad de Camerino.
El castillo fue adquirido por Camerino con la intención de contrarrestar la expansión de Tolentino y los acontecimientos posteriores lo unen, alternativamente, a Tolentino y a Camerino, hasta que estuvo anexo, definitivamente, en el Estado Pontificio en el siglo XVI.

Iglesia de SanEustaquio
La existencia de la Iglesia está documentada desde 1218, pero su forma actual data de los siglos XVII y XVIII, después del terremoto del 1741. En su interior el edificio alberga varias obras de gran interés, incluyendo una estatua de madera del siglo XV de San Sebastián (antes en la iglesia homónima), dos pinturas del siglo XVI, firmadas por Durante Nobili da Caldarola, discípulo de Lorenzo Lotto, y una de Santa Lucía por Domenico Malpiedi, San Ginesio (primera mitad del siglo XVII), y el Políptico (retablo) magnífico y brillante (483 x 323 cms) de 1468, firmado y fechado por Giovanni Boccati.

Poliptico de Giovanni Boccati

El Autor
El políptico de Belforte del Chienti se coloca en la fase más madura de la obra de Giovanni Boccati, en su esfuerzo de conjugar los preceptos góticos tardíos con un contexto renacentista.

El artista, probablemente después de un entrenamiento local, comienza a vagar en el centro y el norte de Italia para tener la oportunidad de estudiar temas y estilos.
El uso perfecto de color, impregnado por la luz, mediante la observación de las obras, en Perugia y en Florencia, por Domenico Veneziano y por Beato Angelico.
La capacidad de capturar la materialidad de los cuerpos, y la señal de lo que el tiempo ha dejado, en la Basílica de San Antonio en Padua.
Boccati, maduro, entrega su arte también a la Iglesia de San Eustaquio, en Belforte del Chienti, con una obra maestra de gran belleza de carpintería gótica.

La Obra
Según lo informado por las inscripciones, el políptico de Giovanni Boccati da Camerino, 1468, para el altar mayor de la parroquia de San Eustaquio en Belforte del Chienti, estuvo encargado por Taliano di Lippo, de acuerdo con el prior y los notables de la época. La estructura entera celebra la figura de San Eustaquio, a quien la Iglesia esta dedicada y que es el patrono del pueblo.

Los cuatro paneles de S. Eustace, estan recogidos entre parejas de fichas en relieve, alternados con figuras de santos, mientras al centro dos parejas de ángeles rodean a un magnífico rosetón de madera, enmarcada en una caja bajo la custodia de la reliquia sagrada.
Al centro del retablo majestuoso domina la imagen etérea de María con las manos juntas, en direccion del Niño Jesús, bajo una cortina de damasco invadida por el misticismo espiritual del momento: un coro de ángeles tocando instrumentos musicales simbólicamente hace hincapié en los futuros sufrimientos para redimir a la humanidad. Esto está representado por la oferta del jilguero por un ángel, por la corona espinada y por los cardos en el manto de la Virgen.
Arriba, la crucifixión es realizada con todo el dolor de María y Juan, y los ángeles representados en el acto de recoger la sangre de la Eucaristía. Por encima de ellos, en un círculo inscrito en la cúspide central, la imagen de Dios en medio de los ángeles del cielo.
A la derecha de la Virgen, en un territorio compuesto de diente de león, achicoria, trébol, y amapola, S. Pedro y San Eustaquio a caballo.
A la izquierda de la Virgen Santiago de Compostela y San Venancio.
En el orden jerárquico, superior, a la derecha de la crucifixión están representados San Nicola de Bari y el Beato Guardato, tambien patrón del pueblo, mientras a la izquierda se pueden identificar San Sebastián y San Eleuterio.
En los extremos de los pilares se pueden ver las imágenes de San María Magdalena, San Bárbara y Santa Agatha frente a S. Lucía, San Santa Catalina de Alejandría y San Antonio Abate.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s